Ventajas y desventajas de estudiar en verano

Con la llegada del verano se nos acercan más oportunidades de adelantar nuestros estudios cuando muchos de nuestros compañeros de clases se encuentran descansando. Pero debemos tener claro que no es una época fácil. Muchos estudiantes pueden dispersarse, en cambio otros, pueden beneficiarse.

Muchas de las universidades en la actualidad ofrecen al estudiante la posibilidad de realizar un curso de verano. Esto le da la facilidad al estudiante de adelantar algunas materias de su carrera. ¿Es apropiado realizar curso de verano? ¿A qué personas les sirve esto? ¿Qué ventajas y desventajas ofrece cursar una determinada materia en verano?

 

Bastante contenido en muy poco tiempo

La mayoría de las universidades se organizan en períodos de cuatro a seis meses. Cuando nos referimos a cursos de verano hay que resaltar que los mismos no tienen esta duración. Todo ello implica recibir una gran cantidad de clases y contenido durante muy poco tiempo. Los estudiantes estarían viendo la misma cantidad de horas de clase que podrían ver en un semestre normal pero en un tiempo mucho más corto. Esto implica menos tiempo de preparación.

Los alumnos con más tiempo disponible son los que más suelen adaptarse fácilmente al curso intensivo de verano. Esto quiere decir que en poco tiempo podrán aprender lo que les hubiera tomado todo un semestre. Realizar estudios de verano también funciona para aquellas personas que quieren obtener su título de manera más rápida su título o también para aquellos que se han atrasado un poco durante el año.

Pero no debemos dejar de lado aquellas personas que trabajan. Los estudiantes que realizan estudios y a la vez trabajan, se les hace un poco más complicado organizar su tiempo al tener que recibir más horas de clase en la semana.

 

Ventajas y desventajas de estudiar en verano

Ventajas y desventajas de estudiar en verano

Pocos compañeros de clase

En algunos casos, puede que las universidades logren una convocatoria masiva de estudiantes al curso de verano. Aun así, siempre habrá menos estudiantes que en un semestre regular. Esto se traduce en clases personalizadas y la ventaja de poder acercarse con más facilidad al profesor. También podrás contar con bibliotecas casi vacías y espacios más silenciosos. En definitivo, realizar estudios de verano hace resaltar este aspecto positivo.

Un punto negativo resulta  para aquellos estudiantes que están acostumbrados a llevar actividades en equipo. Esto puede ser un poco duro al no contar con sus compañeros en el curso de verano. Para resolver esta problemática se pueden poner de acuerdo con sus compañeros para realizar los estudios juntos.

 

Estudiar en tiempo de vacaciones

Una de las grandes cosas que resulta ser pesada en verano es añorar esos buenos tiempos de ocio tendido al sol. Cambiar en definitivo la playa por unos libros resulta una tarea complicada para aquellas personas que no tienen la posibilidad de tomar un descanso en otro momento del año. Por ello, si le gusta tomarse vacaciones en temporada baja, el verano será su mejor elección para realizar estudios.

Ilumine su mente acercándose a nuestra sección de cursos en Ilumínalo y aprenda más sobre una gran variedad de temas.