Humildad y Soberbia

El propósito de este curso es mostrar la vinculación que existe en la teoría ética de Tomás de Aquino entre la virtud de la humildad, que está regida por la razón práctica, y la acción concreta del ser humano, pues el papel de esta virtud es orientar al hombre en sus acciones hacia el bien, de forma que éste no sólo persiga su propio bien personal, sino también el de los demás. Al tratar de este tema nos encontramos dentro del ámbito de la ética y de la acción práctica, puesto que aquel que es humilde actúa rectamente y, contrariamente, quien se deja llevar por el amor desmedido que siente por sí mismo obra mal. Con todo, en ocasiones, la soberbia también puede nacer de su contrario, como sucede “cuando alguien se enorgullece por su humildad”, puesto que conviene matizar que según el criterio tomista “nada prohibe que un contrario sea causa del otro por accidente”.