¿Cómo resolver conflictos con un docente?

Cuando es inevitable tener un conflicto con un docente debemos tener claro que existen medidas al respecto que disminuirán las consecuencias. Una vez que siga estos consejos podrá lograr que la antipatía y la discusión no generen una repercusión negativa en sus calificaciones.

Lo mejor del caso es no discutir jamás con un docente, sobre todo cuando tenemos la razón respecto a un tema. Siempre se debe tomar en cuenta que tener problemas con un docente es una repercusión negativa en nuestras calificaciones. Por otra parte, si en algún momento ha tenido una fuerte discusión con un docente por motivos que desconoce, deberá enfrentarlo de forma tranquila. Sólo debe tomarse el tiempo para establecer las medidas que va a tomar para lidiar con estas dificultades.

 

Pedir disculpas

Si la molestia viene de una discusión puntual, lo más conveniente es que se disculpe con el docente. En algunos casos puede que usted tenga razón y que el que deba pedir perdón sea otro, pero quien tiene todas las de perder es usted. Por lo tanto debe agachar la cabeza y acercarse al docente para disculparse. Debe reconocer que su actuación estuvo mal y que no deberá repetirse. Si el profesor se comporta como una persona adulta, siempre se encontrará a disposición de perdonarlo.

 

¿Cómo resolver conflictos con un docente?

¿Cómo resolver conflictos con un docente?

 

No caer en adulaciones

Una cosa que enfada a un profesor antipático es la actitud adulante de un estudiante que intenta caerle bien. Nunca está de más hacerle un buen comentario al docente y agradecer por su excelente labor, pero para este tipo de comentarios deben tener límites. Siempre se debe conseguir un equilibrio. Si usted y el profesor no logran llevarse bien de ninguna manera, trate de mantener una conducta impecable en clases.

 

En casos de emergencia

Si los problemas con el docente son tan grandes que hasta ha llegado a pensar que no aprobará la materia, siempre existe la posibilidad solicitar ayuda. En casos extremos, puede pedir otra opinión en cuanto a las correcciones del examen. Sólo se recomienda hacer esto como último recurso, dado a que el profesor puede incrementar su enemistad. No olvide que si llega a aprobar la asignatura lo más seguro es que no tenga que volver a toparse con ese docente.

Esperamos haberte ayudado con estos consejos. Ilumine su mente acercándose a nuestra sección de cursos en Ilumínalo y aprenda más sobre una gran variedad de temas.